lunes, 24 de marzo de 2014

En equilibrio y con licencia.


Hola a tod@s l@s seguidores de O_tra Mirada.

Intento compensar el mucho tiempo que tuve el blog en stop.
Y acabar la serie de seis cópulas que os quería presentar, iniciada en pleno invierno y es ya ahora  primavera - aunque tal vez vuelve a parecerme que las estaciones estas traslocadas.
Esta ocasión os vuelvo a presentar cigüeñas blancas o comunes, y cuando escribo en el título "con licencia", es porque disponen de todas: la eclesiástica, la municipal y la popular. 
Y son una de las principales atracciones turísticas a contemplar cada año, especialmente en primavera, estación  en que construyen sus nidos, copulan y luego cuidan de los cigüeñatos hasta su arranque a volar y éxodo del nido.
Os estoy hablando de Alfaro, población de unos 10.00 habitantes, en La Rioja, dónde en el tejado de su principal iglesia, la impresionante Colegiata de San Miguel Arcángel, edificio barroco construido en el XVI-XVII - tardó 100 años en terminarse - han sentado sus reales cientos de parejas, siendo considerada como la mayor colonia urbana de cigüeña blanca del mundo.
En esta Colegiata se tuvo que reforzar de modo especial la techumbre,-son 3000 mts.cuadrados de superficie -, para soportar el peso de los nidos, cuando cada uno puede representar unos 50Kgs.
Están contabilizados más de 150 nidos, con una población de cigüeñas de unas 500, y que no cesan de aumentar, habiéndose asentado por igual en otras iglesias y edificios cercanos.

Y hay una peculiaridad que debo explicar: esta Colegiata no está situada en el punto más alto de la población, como es tan habitual, si no que quedan calles por encima de su nivel. Lo cual ha permitido a la autoridades del municipio  crear el llamado "Mirador de las cigüeñas", que no es sino una gran plaza urbanizada, con edificios en dos de sus lados, y desde la que comodamente  se puede disfrutar del espectáculo, ya que está al nivel de los tejados de la iglesis. 

Vale la pena ir a verlo, os lo aseguro. 
Y aprovechar para ver y pasear por los Sotos del Ebro, a un tiro de piedra, lugar a dónde se desplazan las aves a comer y recoger leña para sus nidos.
Y siendo en Primavera hay otro aliciente: el aroma embriagador de los melocotones casi maduros ya, que llevan hasta el suelo las ramas del frutal, y que se extienden por ambas riberas del rio.

Son seis la fotografías. Serie incompleta ya que alguna de las intermedias no quedó acorde a lo deseado. Una mañana a primeros de Mayo, con vuelos y ajetreo de los aún constructores, que alternan el aporte de material con el pasar un buen rato con la pareja..

La obra que se ve son las paredes de las torres de la iglesia, con azulejos, ventanas y luces de alumbrado.

Y comienzo con un recorte en que podeís apreciar claramente, y es lo que más me sorprendió cuando lo vi - al natural se distingue y en la pantalla se aumenta - la mirada de arrobamiento de ambas aves.


....Pertenece a la cuarta de las imágenes completas que la suceden.


 No llegué a tiempo de ver el inicio, distraida con los vuelos...y me encontré ya la acción comenzada. 

En todas se puede ver esa misma mirada, como perdida en la hembra....de embeleso diria yo.

...y de evidente interes en el macho en equilibrio perfecto.

 

 Esta es la original del recorte inicial. ....


...y que corresponde al desmonte, como las dos siguientes.


Y ha finalizdo el espectáculo.
Aunque a escasos metros van a seguir repitiendose escenas similares.

Las tomas son hechas a pulso. Con la nikon D300S + nikkor 300f/4 y TCx1.4.
También se perdieron escenas ya que como podeis ver me tuve que retirar para todo el grupo entrase en el encuadre. En las tres primeras las patas de la hembra casi me las comí sin derme cuenta...

Espero os haya gustado la serie.
Hasta la próxima en unos dias.
Y gracias por pasaros por esta ventana al mundo natural y sus habitantes.

Abrazos





1 comentario:

  1. Thanks Isa, beautiful way to make love, brilliant photography.

    ResponderEliminar

comenta aquí